Chella

El corazón de La Canal, población situada en una ladera al margen del río Sellent, posee un rico patrimonio cultural y natural

La localidad de Chella se sitúa sobre una ladera en el margen derecha del río Sellent, rodeado de una fértil huerta. Os invitamos a descubrir su rico patrimonio local, donde os recomendamos la visita a la iglesia parroquial de la Virgen de Gracia, reconstruida en el siglo XVIII, la casa señorial de los Condes de Buñol, la ermita de San Nicolás de Bari (s XIX-XX) que preside la parte alta del municipio, o los lavaderos y las fuentes locales.

El municipio de Chella detiene su ritmo vital a principios de febrero para celebrar las fiestas patronales en honor a La Candelaria, San Blas y el Cristo del Refugio. A primeros de agosto destaca la Semana Cultural y los desfiles de Moros y Cristianos, con “la entrá falsa”, “la entrá mora”. Otras celebraciones interesantes son San Roque a mediados de agosto, la Virgen de Gracia el 8 de septiembre con sus danzas, y San Nicolás el 6 de diciembre.

La gastronomía local tiene como platos fuertes la casolicade pencas, el puchero, el gazpacho, y el arroz al horno y el caldoso. No menos irresistible es la repostería y los dulces caseros: Las torticas de cacahuetes y aceite que se hacen por San Blas, bizcochás, rollicosde anís, pastissets de moniato y de rosillas, torta de llanda, almendrones, rossegonesy por Todos los Santos se hacen las hogazas.

El término municipal atesora parajes naturales de gran belleza paisajística, como el del Mirador del Salto, numerosas fuentes como la del Abrullador, la de los Chopos, la del Zarzalet, o los nacimientos de aguas de las Clochicas y el Abogao. Si decidís ampliar el paseo, el PR-CV 113 os permitirá enlazar algunos de estos parajes con el municipio vecino de Anna.

Guías y folletos turísticos