Patrimonio Millares

A pesar del diminutivo con que se le nombra, el Castillet se alza altivo y omnipresente sobre la huerta de Millares. Desde una roca descarnada, la fortaleza atalaya los bancales de un tímido desarrollo agrícola hacia occidente y el río Júcar hacia oriente.
En dicho Castillo también quedan ruinas cuya torre atalaya todavía se mantiene en pie, en un punto elevado que domina el Júcar aguas arriba del pueblo. Enclavado en un escarpe del Barranco de las Cañas, ribera izquierda del Júcar, existe un pequeño grupo de pinturas rupestres de estilo levantino. De una ocupación humana durante los primeros tiempos de la Edad de los Metales, o quizá algo antes, a fines del Neolítico, quedan restos en el importante yacimiento de la Cova de les Dones’, donde se encuentra igualmente testimonios de época ibérica.