Patrimonio Anna

Está dedicada a la Inmaculada Concepción y data de principios del siglo XVI. Destacan en ella varios retablos de madera, en especial el del Altar Mayor, donde se halla la titular, es de inspiración barroca y sustituye al original elaborado en 1702 por Miguel Aguilar, siendo párroco Fray Luciano Yago, quien se encargó de la decoración. Del primitivo altar quedan unas pocas tablas que están integradas en el actual. En el Sagrario sobresale un lienzo de la escuela de Ribera.Tras el terremoto de 1748, quedaron notablemente dañadas la bóveda de la iglesia y la torre campanario, situada en la parte este del templo.Durante el siglo XVIII se llevaron a cabo importantes obras de consolidación y ampliación del Templo, entre otras la fachada, que no afectaron de forma significativa al campanario; ya en el siglo XX y ante el peligro de derrumbe de la torre, se demolió el viejo campanario integrando su primer cuerpo a la fábrica del edificio y construyéndose uno nuevo en la parte oeste, que fue inaugurado el 13 de septiembre de 1912.
Es una de las más bellas de la Comunidad Valenciana. De planta cruciforme y coronada con cúpula, fue construida a mediados del XVIII (tras el terremoto de 1748). Destacan dos piezas repujadas de cobre de gran patetismo y dos pinturas inspiradas en obras de Rafael y Rubens. La fachada principal es neoclásica y la lateral posee un reloj solar típicamente valenciano y unos versos dedicados al Cristo. Aquí es donde está ubicado el Santísimo Cristo de la Providencia de Anna, (que en las fiestas Patronales celebradas en septiembre es llevado a la Iglesia para luego volverlo a dejar en la Ermita el día 22 de septiembre).
Está situado en las antiguas caballerizas del Palacio del Marqués de Cervellón. Alberga aperos y útiles de diferentes oficios que emplearon hace décadas nuestros antepasados. Una sala que nos transporta a épocas lejanas, en las que las formas de vida eran muy distintas a las actuales y todo ello en un espacio acogedor y ambiente rústico entre viejos muros de sillería y bóvedas de arista del viejo castillo. El museo arqueológico se abrirá próximamente en la planta tercera del Torreón y expondrá una colección arqueológica de gran interés en la que destaca como pieza local un cántaro de época Almohade con inscripción musulmana, hallado en las excavaciones realizadas en el propio Palacio de Cervellón. El museo del agua, está ubicado en el Aljibe del castillo-Palacio, en él se han colocado paneles informativos que hablan de la riqueza acuífera e Anna y los diferentes usos que desde la antigüedad se le han dado. Se hace un repaso al aprovechamiento de los cursos de Agua con fines domésticos o para el riego de los campos y especialmente se habla de como los cursos de agua fueron utilizados desde el tiempo inmemorial para mover molinos harineros y a partir del s. XVI para poner en funcionamiento artefactos fabriles de tipo textil, molinos de papel de fumar y estraza, de borra e incluso fábricas de luz accionadas por los saltos de agua, hoy convertidos en viejas ruinas, forman parte del patrimonio arqueológico industrial de Anna.
En el Palacio de los Condes de Cervellón, que se rehabilitó con la finalidad de convertirlo en un Centro de Difusión Patrimonial, alberga actualmente el Museo Etnológico de la Villa, y el Museo del Agua, aunque en un futuro próximo dispondrá también de un Museo Arqueológico. Asimismo, las salas cristianas se van a ofrecer estancias con exposiciones permanentes, ofreciendo al visitante el patrimonio cultural de los anneros con los más actuales avances multimedia. A través de imágenes, sonidos y pantallas táctiles, el espectador se adentrará en la historia y tradición de nuestro pueblo.